Sedación Consciente con Anestesista

Este tratamiento es la manera más cómoda y segura de enfrentarse a cualquier tipo de tratamiento dental, sobre todo para personas aprensivas que sufren fobias y miedos cada vez que tienen que pasar por alguna consulta médica.

Es muy recomendable para pacientes que sufren algún tipo de cardiopatía, hipertensión o alguna otra enfermedad en la que se recomiende estar monitorizado.

Con esta técnica de sedación intravenosa, se seda al paciente sin perder la consciencia y sin los riesgos de una anestesia general, produciendo rápidamente una sensación agradable y relajante, consiguiendo de esta manera poder controlar el nerviosismo y tensión del paciente.

El objetivo no es eliminar la anestesia de los tratamientos dentales, puesto que se sigue utilizando, sino que se pretende calmar al paciente permitiéndole estar consciente durante todo lo que dura el proceso.

Esta sedación se lleva a cabo por médicos especializados en anestesiología, los cuales están formados para supervisar la monitorización de las constantes vitales del paciente (tensión arterial, frecuencia cardíaca y saturación de oxígeno), administrando y ajustando la sedación al mismo.

Tras someterse a esta técnica, el paciente sentirá simplemente una leve sensación de cansancio y relajación que se irá paliando a las pocas horas de haberse sometido a ella.

Es recomendable tanto para adultos como para niños, siempre y cuando se haga bajo el control de profesionales cualificados.

Sedación Consciente con Anestesista